Solado cerámico madrid



La eterna duda sobre qué pavimento colocar en el interior y exterior de nuestra casa puede traernos más de un quebradero de cabeza. Lo cierto es que pavimentos como el gres, el porcelánico o el azulejo pueden ser grandes opciones, siempre y cuando conozcamos sus ventajas y desventajas. Te damos las claves para poder elegir el mejor suelo para tu hogar.

Cerámica convencional o gres

Es una de las opciones más demandadas en las reformas actuales. Las estancias que más usan este tipo de suelos son la cocina, el baño o la terraza; y es que, entre otras ventajas, se trata de pavimentos fáciles de limpiar y bastante resistentes a los cambios de temperatura. Hay que destacar que los pavimentos cerámicos cuentan con una infinita gama de acabados, incluso los que imitan la piedra o la madera. El formato también es un punto a su favor, pues se puede hacer pavimento cerámico de grandes dimensiones, para evitar el número de juntas.

Ventajas de la cerámica convencional o gres



Duraderos: la dureza de este tipo de suelos es alta. Un pavimento cerámico colocado correctamente puede durar de 10 a 20 años sin problema, siempre y cuando cuenten con un buen mantenimiento.

Fácil mantenimiento: el mantenimiento de estos suelos es sencillo. Las manchas y suciedad pueden limpiarse fácilmente con una fregona y cualquier producto para suelos cerámicos.
Amplia variedad de diseños: la fabricación moderna permite que los revestimientos cerámicos puedan adoptar un sinfín de acabados, desde imitación de hidráulicos pasando por materiales como la piedra o la madera.
Precios asequibles: su precio suele ser mucho más asequible que el de otro tipo de suelos.
Inconvenientes de la cerámica convencional o gres

La dureza del suelo: sí, es un suelo duro y resistente, pero esta dureza lo hace a la vez un poco incómodo. Hay suelos mucho más flexibles que permiten una pisada más confortable. La cerámica, definitivamente, no es este tipo de material, aunque puedes compensarlo colocando encima una alfombra, por ejemplo.
Pavimento frío: es un suelo que en invierno puede estar extremadamente frío, algo que se convertirá en un suplicio durante los primeros pasos del día.

Peso de la cerámica: las baldosas cerámicas son muy pesadas. Esto significa que no siempre es una opción apta para los pisos superiores. En estos casos, siempre cuenta con el asesoramiento de un profesional para que pueda indicarte si la estructura es segura y puede aguantar el peso.
Material poroso: se trata de un material poroso, así pues, si no se realiza un tratamiento especial de impermeabilización, puede ser más sensible a las manchas que otras opciones.

No esperes más y contacta con nosotros

Si quieres más información pregúntanos sin ningún tipo de compromiso llamando al 687 53 99 24 , enviándonos un correo a casjimenez@hotmail.com o ven a visitarnos. Estamos en la C/ Fadrique, 18 en Miguel Esteban (Toledo).


Pide presupuesto sin compromiso